Octubre: I’ll be there for you

Octubre: I’ll be there for you

¡Hola! Buen lunes, buen comienzo de semana y buen comienzo de mes para todos.

➳  Octubre, qué lindo encontrarnos otra vez 🙂

Llegamos a Octubre, y creo que es el mes en donde oficialmente caemos en la cuenta de que el año está terminando. La idea de todo lo que pasó y todo lo que aún nos falta por hacer empieza a presionar más y más. Es como si el reloj comenzara a correr más rápido, y la lista de pendientes se hiciera más larga. Queremos juntarnos con aquellos que no nos juntamos, terminar las cosas que dejamos sin terminar, incluso empezar los proyectos de año nuevo que dejamos dormidos en el olvido hasta ahora. Pero antes de que nos agarre la desesperación y el cansancio de fin de año, me gustaría que nos detengamos un poquito a pensar en todas las victorias que tuvimos en este 2017. Sí, esta es mi intervención de energía positiva para que no les gane el estrés.

Hay grandes acontecimientos que vienen con aviso, con tarjeta de invitación, con su marca propia en el calendario. Pero hay otros que nos toman por sorpresa, y que a veces pasan sin llamar la atención. Creo que muchas veces dejamos pasar ciertos momentos importantes porque no tenemos tiempo de hablar sobre ellos y compartirlos. Estamos tan inmersos en la rutina que nos acostumbramos a dejar para después el reconocimiento y la alegría que esos pequeños éxitos implican.

A mí me gusta celebrar las victorias de la gente que quiero; me gusta hacerles notar los pequeños progresos que dieron, que se tomen el tiempo para alegrarse por lo que consiguieron, por lo que son, por los proyectos que crearán. Es para mí una tarea de suma importancia estar no sólo en los malos momentos sino también en los buenos. Porque a pesar de que me siento bien al ayudar a mis amigos o a mi familia, siento un orgullo y una felicidad especial cuando puedo ayudarlos a convertir un día cualquiera en una celebración de todo el esfuerzo, las ganas y la energía que le ponen a la vida. Y creo que también es recíproco, que si soy capas de detener el tiempo y atrapar esas buenas noticias es porque hay gente que me ayuda a mí a verlas y no dejarlas pasar.

Así que esta es una invitación abierta a festejar lo lejos que llegamos este año, a compartir con la gente que nos hace bien el seguir eligiéndonos, a dejar que el pasado sirva de trampolín para proyectar cosas nuevas que nos entusiasmen. Vamos a sonreír porque conseguimos un asiento libre en el subte, porque no pensamos en todo el día en esa persona que sólo nos trae tristeza, porque terminamos ese reporte que parecía eterno o porque al fín llegó ese viaje que tanto esperábamos. Llamemos y digámosle gracias a ese alguien que siempre nos dice “estoy acá”, que nos contiene y nos impulsa a ser mejores. Busquemos excusas para encontrarnos y reencontrarnos. Hay tantos motivos para compartir, que sería una pena desperdiciar este día sin alegrarnos por algo.

Y si tu día empezó gris, y no encontrás una razón para celebrar,  recordá que no hay mal que dure 100 años, que al mal tiempo buena cara o cualquier frase de sobrecito de azúcar que te ayude a atravesar el día. Elegí la clase de actitud que querés tener hoy/este mes. Yo voy a estar mandándote mucha buena onda desde la pantalla de tu computadora para que sepas que no estás sol@.

I’ll be there for you, ‘cause you’re there for me too.

S.

➳ Calendario de octubre

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *