¿Qué pasaría?

¿Qué pasaría?

 

¿Qué pasaría si te dieran la oportunidad de hacer algo que siempre quisiste hacer pero tuvieras que empezar hoy?

Si hay algo que he aprendido en casi mis 14 años de “tía preferida”, es que para los chicos no hay mejor regalo que pasar tiempo con ellos. No hay juguete, computadora o programa de televisión que iguale la experiencia de tener el 100% de atención de esa persona que ellos quieren.

También se que la rutina, las obligaciones, la “falta de tiempo”, hace que muchas veces algo tan sencillo como sentarte en el piso a jugar con tu hijo/hija/sobrino/sobrina/nieto/nieta/hermano/hermana/¿sigo? se vuelva una tarea dificil de cumplir.

Pero si tuvieras la oportunidad de borrar todas esas obligaciones (o excusas socialmente aceptadas), y pudieras empezar hoy mismo a hacer algo que siempre quisiste hacer, pudieras dedicarles el tiempo que ellos se merecen, pudieras convertirte en un niño/a más y disfrutar de jugar… ¿Lo harías?

S.